Blog

Regreso a general

11 julio 2016

NUEVA FILTRACIÓN. Se confirma: el TTIP beneficia a multinacionales energéticas sucias

La campaña española No al TTIP filtra un nuevo documento en el que la Comisión Europea ofrece a EEUU el acabar con las restricciones a las exportaciones de combustibles fósiles, yendo así, contra los compromisos alcanzados en la cumbre climática de París del año pasado.

Alejandro Aguilar, Editor

En el día en que se inicia la ronda número 14 de negociaciones del TTIP, surge una nueva filtración realizada por la campaña española No al TTIP que confirma lo que pensábamos: el TTIP es incoherente y contrario con los compromisos adquiridos en la cumbre climática de París. En dicho documento la Comisión Europea ofrece a EEUU la eliminación de las restricciones a las exportaciones de combustibles fósiles, saboteando así los objetivos europeos hacia el ahorro de energía y una transición hacia fuentes limpias.

La Comisión Europea dice que el acuerdo de libre comercio está destinado a: "promover la energía renovable y la eficiencia energética - áreas que son cruciales en términos de sostenibilidad". También prometió que cualquier acuerdo apoyaría los objetivos climáticos para 2020, vinculantes para la energía limpia y en parte vinculante para la eficiencia energética. Sin embargo, lo que se recoge de la filtración es justamente lo contrario, ya que se busca incentivar el consumo de gas y electricidad, acelerando así el cambio climático.

Diferentes voces políticas y provenientes de activistas manifiestan que esto podría inclinar la balanza hacia un retroceso en la lucha contra el cambio climático.Según el diputado verde Claude Turmes:

' Estas propuestas son completamente inaceptables. Sabotean la capacidad de los legisladores de la UE para las energías renovables y la eficiencia energética, privilegiando a los combustibles fósiles e insostenibles. Es un intento de socavar la democracia en Europa. '

Sobre la Propuesta de la UE para un Capítulo de Energía y Materias Primas en el TTIP, Ecologistas en Acción opina que:

'Un aumento en las exportaciones de gas significa un aumento de la producción de gas mediante fracking en EE UU, técnica de explotación de pozos de baja concentración, que emite una elevada cantidad de gases de efecto invernadero (GEI), aceleradores del cambio climático.'

A ello ha hecho alusión también Tom Kucharz, de la campaña No al TTIP, quien manifiesta que "la eliminación de las restricciones a las exportación sería nociva para el medioambiente, teniendo en cuenta que el fracking es la técnica de extracción de gas predominante en EEUU."

No exagera, las negociaciones del capítulo de energía comenzaron con el empuje de la UE para el acceso ilimitado a las exportaciones del barato gas natural licuado de los EEUU, el cual gran parte deriva de gas esquisto.

En relación al segundo documento filtrado por la campaña No al TTIP sobre el capítulo de Comercio y Desarrollo Sostenible (Proyecto de propuesta de disposiciones sobre los aspectos climáticos del capítulo Comercio y Desarrollo Sostenible) al que el diario Público ha tenido acceso:

'El capítulo recoge un Mecanismo de Consultas sobre Energía. En apenas un folio Bruselas plantea que este organismo estaría coordinado por la Secretaría de Energía de EEUU y por su homólogo en el Ejecutivo comunitario, y propone que en situaciones de emergencia energética sea posible crear un panel ad hoc para estudiar el escenario en cuestión y resolver esta emergencia, aunque no acota qué podría entrar dentro de este término.'

Los hechos hablan más que las palabras de cara a la galería, y la Comisión Europea cada vez cuenta con menos credibilidad en su defensa del TTIP. En palabras de Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo:

'La nueva filtración demuestra que el TTIP va en dirección contraria a los compromisos alcanzados en París y firmados por la propia Unión Europea. Acabar con las restricciones a la exportación de combustibles fósiles, acelerará el consumo de energías sucias como el petróleo, el carbón o el gas, incrementando así las emisiones de CO2, haciendo imposible lograr el objetivo alcanzado por toda la comunidad internacional: frenar el cambio climático y sus graves consecuencias sobre nuestras vidas.

Teníamos claro que el TTIP no es una herramienta de lucha contra el cambio climático, y esta nueva filtración lo confirma. Más bien al contrario, defiende los intereses de las multinacionales de la energía, y es incoherente con la transición hacia un modelo energético limpio, justo y democrático. A estas alturas de la historia climática, este tratado comercial no tiene, por tanto, razón de ser. En el siglo XXI, la economía tiene que estar al servicio del clima.'

Los Verdes seguiremos vigilantes y defenderemos los acuerdos aprobados por la propia UE, en materia de ahorro energético y transición hacia energías limpias, y los compromisos derivados de la cumbre climática de París. Seguiremos informando.

por favor, ¡comparte!

más
Contenido relacionado
Comentarios

Raquel

Estoy harta de las mentiras de la Comisión Europea diciendo que se van a respetar nuestros estándares medioambientales. Es de vergüenza.

Comenta

^