Blog

Regreso a general

09 febrero 2017

Trump: ¡la oportunidad de Europa para un nuevo comienzo en la política comercial!

Es el momento para impulsar los acuerdos comerciales de la UE basados en nuestros valores

Sven Giegold, diputado de Los Verdes/ALE, Parlamento Europeo

Las amenazas del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en materia de política comercial son peligrosas. Los beneficios del nuevo proteccionismo en su propia economía tendrá corto recorrido y darán lugar a contramedidas por parte de los socios comerciales. Al final, todas las partes perderán. México, Canadá y los socios del pacífico de Estados Unidos deben ahora decidir cómo reaccionar a la nueva política de Trump. Es una gran oportunidad para Europa. Aquí, al igual que en Estados Unidos, la globalización, junto con el acelerado cambio tecnológico, ha llevado a profundas divisiones sociales en la sociedad.

Grupos de la sociedad civil, sindicatos, iglesias y muchas compañías están francamente insatisfechas con las reglas existentes en el comercio mundial. Aunque han abierto mercados, las reglas sociales y ecológicas no han sido globalizadas. Esta es también la razón por la que no hay progreso en la Organización Mundial de Comercio. Cada vez más gente no quiere aceptar una globalización económica que profundice el socavamiento de los derechos humanos y no proteja nuestro planeta. Las fuertes protestas públicas contra el TTIP, CETA y co., han hecho imposible la rápida profundización de este tipo de globalización económica. Ahora, en el periódico Frankfurter Rundschau los economistas socialdemocratas Sebastian Dullen y Jakob von Weizsäcker argumentan que los críticos (con estos tratados) deben repensar su oposición. Se nos dice que ahora tenemos que aceptar estos acuerdos comerciales para salvar el sistema de comercio multilateral contra las políticas del 'América primero' de Trump.

Sin embargo, TTIP, CETA y co. siguen la misma lógica que ha conducido a tal divisionismo. Los mercados de servicios, de inversiones y de bienes se están abriendo de manera no simultánea con unos fuertes estándares sociales y ecológicos. Las aperturas de mercados son ejecutables ante tribunales especiales para grandes empresas, mientras las violaciones de derechos humanos y desastres ecológicos por los inversores permanecen impunes. LLevar a cabo este mal acuerdo sería un error imperdonable y una oportunidad perdida. Por ahora, existe la posibilidad de que Europa negocie acuerdos comerciales, con aliados que están decepcionados por Trump, que realmente vinculen las aperturas de mercados con fuertes reglas sociales y ecológicas.

Solo de esta forma podemos contrarrestar las peligrosas políticas comerciales de Trump, sin profundizar más las profundas divisiones en nuestras sociedades ni fortalecer la mano de los populistas europeos. Para que los acuerdos comerciales europeos se basen en valores como la libertad, los derechos humanos y el estado de derecho. Ahora es la hora para que Europa tome la iniciativa y promueva una política comercial que esté basada en el principio de comercio justo, el único comercio verdaderamente libre.

Artículo originalmente publicado en Frankfurter Rundschau

*Traducción: Alejandro Aguilar

por favor, ¡comparte!

más
Contenido relacionado
Comentarios

Comenta

^