Blog

Regreso a general

20 noviembre 2016

El escándalo a punto de golpear al Parlamento Europeo en relación al CETA

Lo que está sucediendo en nuestra única institución de la UE elegida directamente es chocante. Aquí el por qué.

Yannick Jadot, diputado de Los Verdes/ALE, vicepresidente del Comité del INTA,Parlamento Europeo

El caos autoinfligido en estos últimos mese alrededor del CETA ha dejado a muchos de quienes cubrimos el tema en el Parlamento Europeo sorprendidos. La Comisión, que ignora las preocupaciones del parlamento de Valonia desde hace dos años, causó un pánico de última hora, retrasando una firma simbólica del acuerdo del CETA y poniendo a una pequeña región belga contra el resto de Europa. Para corregir su desorden, sobrecargaron el CETA con 37 "interpretaciones clarificadoras" no vinculantes, que eran a veces contradictorias, y cuya validez legal no es clara. Esto solo ha servido para confundir más las cosas. El primer ministro belga incluso admitió que la debacle "no cambiaba una coma" en el acuerdo del CETA.

Aunque parece que la historia está acabada, de ninguna manera es así. Ahora el CETA está a punto de iniciar el proceso de ratificación en el Parlamento Europeo. Este procedimiento ordinario suele ser relativamente sencillo; los comités que se ocupan de asuntos relacionados con el acuerdo comercial estudian el acuerdo. Esto significan audiencias, debates y opiniones escritas, acompañado de de una resolución adjunta que expresa la opinión del Parlamento Europeo en su conjunto para que los 751 diputados voten. Estos esfuerzos refuerzan la supervisión democrática a nivel de la UE y garantizan que el Parlamento no esté ahí solo para sellar los asuntos que le llegan de la Comisión. Excepto esta vez. Con el CETA, casi todas las reglas del libro han sido arrojadas por la ventana.

Sin tiempo. Sin análisis

El CETA solo llegará oficialmente al Parlamento Europeo el 21 de Noviembre. A partir de entonces, los diputados tienen seis meses para analizar, escribir opiniones, debatir y votar. Pero un golpe de clase ha asegurado que ninguno de los procedimientos habituales se produzcan en esta ocasión. Los grupos de centro-izquierda y centro-derecha, que en conjunto forman lo que la mayoría de nosotros conocemos como "la gran coalición" en el Parlamento Europeo, se han asegurado de que el CETA coja una velocidad tan rápida en esta institución, que si parpadeas, lo pierdes. Quieren una votación ya en Diciembre, lo que hace imposible que el Parlamento evalúe el CETA en terminos concretos.

A pesar de que el CETA aún no ha llegado al Parlamento, diputados de la Comisión de Comercio Internacional (INTA, en inglés) celebraron una audiencia el 10 de Noviembre, que preveía una explicación, por parte de la Comisión y el Consejo, de las 37 declaraciones de la Unión y los Estados Miembros conocidas como "Instrumento de Interpretación Común".

Ya la habitual resolución de acompañamiento que permite a los diputados y comités estudiar el acuerdo fue rechazada por el INTA unas semanas antes. En un movimiento sin precedentes, simplemente no la habrá esta vez. Los Verdes fueron una de las pocas voces que lloraron, pero cayó en oídos sordos.

Para empeorar las cosas, varios comités que han supervisados varios aspectos que cubiertos en el CETA han solicitados sus propias opiniones, y todas han sido rechazadas. Las comisiones de medio ambiente y empleo se quejaron de que este calendario tan veloz hacia imposible evaluar adecuadamente el CETA. Sin embargo, sus opiniones fueron rechazadas sin motivo aparente, más que silenciar cualquier crítica.

Democracia: ¿un almuerzo con una persona?

Mi colega Bart Staes señaló esta semana que "es realmente impresionante como estamos siendo obligados a actuar tan rápidamente". Como ponente de la opinión rechazada de la comisión de medio ambiente, él, como el resto de nosotros, se sorprendió al ver que los derechos del Parlamento Europeo se ignoraban tan descaradamente. "Es imposible hacer una evaluación sustantiva a la luz del calendario proporcionada por el INTA. En efecto, no podemos hacer nuestro trabajo. Está claro que el objetivo es sacar el debate de la mesa".

El grupo S&D, el bloque centro-izquierda, solo hace un mes declaró que el CETA necesitaba ser analizado por el Parlamento Europeo, y que incluso los parlamentos nacionales debían participar en ese proceso. Parece que estos planes son meramente ilusiones ópticas. No solo bloquearon la resolución de acompañamiento, sino que ahora apoyan la votación rápida en el Parlamento. En cuanto a la consulta a los parlamentos nacionales, será una reunión-almuerzo con una persona representativa de cada país. ¡Me reiría si fuera una broma!.

Sin claridad legal

Está claro que los principales partidos no tienen intención se salvaguardar los intereses del Parlamento Europeo  para evaluar adecuadamente un acuerdo de tal importancia. Es un escándalo que miembros electos del parlamento no sean capaces de hacer su trabajo debido a este sentido manufacturado de urgencia. Ni siquiera el Consejo pide un procedimiento tan rápido.

Y sigue existiendo la inseguridad jurídica. El "Instrumento de Interpretación Común" puede causar más dolores de cabeza para los abogados, pero lo que es aún más importante es el propio texto del CETA.

Varios expertos legales, incluyendo la Asociación Alemana de Jueces, e incluso un abogado general del Tribunal Europeo, están convencidos de que cualquier sistema ISDS en el CETA puede ser incompatible con las leyes de la UE. Esto requiere urgentemente un dictamen del Tribunal Europeo de Justicia.

En su versión actual, el TJE no ha sido preguntado respecto a si los mecanismos de arbitraje son compatibles con los tratados de la UE. Una decisión sobre el acuerdo con Singapur, prevista para la primavera de 2017, solo evaluará si el arbitraje de inversores es o no competencia mixta con los Estados Miembros. Sobre los acuerdos con Valonia, asegura la oportunidad de llevar una pregunta al TJE. Sin embargo todavía no lo ha hecho, y los rumores sugieren que no puede en absoluto.

El Parlamento Europeo también tiene el poder de pedir un dictamen al TJE. Nuestra intención es hacerlo la próxima semana. Después de semanas de maniobras de procedimientos que han erosionado nuestros procesos democráticos, debemos obtener una mayoría en el Parlamento para enviar el CETA al TJE. Independientemente de sus creencias políticas, el caos que el CETA ha desatado no parece que disminuya sin claridad legal.

Puedes ayudar pidiendo a tus diputados que voten en favor de nuestra resolución la próxima semana: http://start.groenlinks.nl/ceta/

por favor, ¡comparte!

más
Contenido relacionado
Comentarios

Comenta

^