Blog

Regreso a general

24 junio 2016

30 razones por las que Los Verdes nos oponemos al TTIP

El Tratado de Comercio e Inversiones UE-EEUU plantea toda una serie de preocupaciones en una variedad de áreas . En ningún orden en particular , aquí tienes una lista de algunas de las razones por las que estamos actualmente en contra del acuerdo .

Simon McKeagney, Editor-jefe campaña TTIP Grupo Verde

1. Porque no se trata de comercio

Los acuerdos comerciales tradicionales se centran en la eliminación de aranceles, pero debido a que estos son ya bastante bajos entre la UE y EEUU, este no es el punto principal del acuerdo. En cambio, el 80% de los objetivos van dirigidos a eliminar las 'medidas no arancelarias al comercio' (MNAs). Estas MNAs no son otra cosa que normas y reglamentos que han costado mucho conseguir. Los Verdes creemos que esta direción de extraer estándares esenciales afectará negativamente a ambas partes en gran variedad de aspectos.

2. Porque la agenda ha sido capturada por las corporaciones

En ambos lados del Atlántico, los principales informados han sido los grupos de presión pertenecientes a algunas de las corporaciones más grandes del mundo. En Bruselas, más del 93% de las reuniones preparatorias fueron con grupos empresariales, según documentos a partir de una petición de información del Corporate Europe Observatory (CEO), mientras que en Washington las reuniones con los grupos industriales representa el 85% . Las preocupaciones sobre los riesgos para el medioambiente, derechos de las trabajadoras o la salud o seguridad social son temas secundarios, por lo tanto.

3. Porque es altamente secreto

Aunque al principio solo un número muy limitado de tecnócratas podía acceder a los textos de las conversaciones, gracias a la presión política y ciudadana, diversas parlamentarias tienen acceso a ellos. Sin embargo, la transparencia no es la deseada, ya que no se conocen los posicionamientos de EEUU en diversas áreas y se prohíbe a las parlamentarias a transmitir cualquier información sobre lo que han leído en las llamadas 'salas de lectura'.

4. Porque la gente tiene derecho a saber

Los parlamentos nacionales, al igual que la ciudadanía en Europa y Estados Unidos están desinformados. Si el TTIP incluye planes para cambiar las regulaciones por las que se han luchado durante décadas, nuestros parlamentos y nuestra ciudadanía necesitan saber qué es lo que hay en juego. El que las negociaciones sean transparentes es algo esencial, algo sentido también en EEUU. La senadora Elizabeth Warren llegó a decir:

"De hecho, hay partidarios del acuerdo que me dicen 'tienen que mantenerse en secreto, porque si la gente americana supiera lo que hay en él, se opondrían."

5. Porque los números no salen

Los defensores del TTIP continúan utilizando cifras engañosas en los informes de evaluación de impacto CEPR financiado por la Comisión Europea. Declara que la economía de la UE podría tener beneficios de 119 billones de euros al año y que la economía de EEUU podría obtener un extra de 95 billones al año -con ganancias de 545 euros por familia de la UE-. Sin embargo, el estudio del CEPR revela que las ganancias se sentirían a partir del 2027, y solo si se alcanza un acuerdo global, lo que significa que la mitad de todas las MNAs tendrían que eliminarse, lo cual es poco realista. Economistas de prestigio creen que los líderes políticos están exagerando aspectos positivos y que, en realidad, supondría un incremento del 0,05% en el PIB de la UE. Mira el reportaje 'Los números de cuento del TTIP'. (alemán/ SUB inglés)

6. Porque la promesa de trabajos es deshonesta

La UE está desesperada por encontrar soluciones a la crisis de pérdida de empleos. Aunque los efectos del TTIP no se sentirían en una década, se está vendiendo como solución a todos los problemas de Europa. Por otra parte, el acuerdo es posible que cambie la dirección del comercio mundial, lo que afecta inevitablemente a los empleos existentes en todas las regiones. No hay garantía de que el impacto será siempre positivo.

En el informe de Evaluación de Impacto de la Comisión sobre el futuro de las relaciones comerciales entre la UE y EEUU, admiten que el TTIP es probable que traiga una "sustancial y prolongada" dislocación de los trabajadores europeos: "habrá sectores que se desprenderán de trabajadores y la reinserción de esos trabajadores en los sectores en expansión no es automática" dice el economista Dean Baker del centro de investigación política y económica con sede en EEUU.

"Decir que un acuerdo que aumenta el PIB en 0,4 o 0,5 por ciento a 13 años vista significa "oportunidades de creación de empleo para los trabajadores" es deshonesto. El incremento en el crecimiento anual es del orden del 0,03 puntos porcentuales... Además, hay razones para creer que el efecto podría ir en la dirección opuesta".

7. Porque los inversores podrán denunciar a los estados que saquen leyes que no les gustan

Primero fue el polémico sistema de controversias inversor-estado llamado ISDS, ahora ofrecen el ICS, el cual no es más que un ISDS maquillado. Con esta propuesta los inversores siguen podiendo denunciar a estado que lleven a cabo leyes que no convengan a sus negocios. El mecanismo está abierto a las multinacionales de otra jurisdicción y consiste en un tribunal paralelo a los sistemas judiciales de los estados. Según Jueces por la Democracia:

"Representa una usurpación de las funciones judiciales estatales, caracterizadas por su independencia e imparcialidad, para adjudicarlas a un organismo vinculado a las grandes corporaciones económicas y a los gobiernos más importantes del mundo"

Aún con todo esto, no es seguro que la parte norteamericana acepte el ICS, por lo que no se garantiza el habernos librado del ISDS. DE todas formas, ambos sistemas permiten que multinacionales demanden a los estados que llevan a cabo medidas para proteger el medioambiente, la salud de la población o derechos en material laboral.

Aquí tienes algunos casos de litigios inversor-estado:

Philip Morris demanda a Uruguay por proponer regulaciones en la salud pública.

La compañía sueca de energía Vattenfall demanda a Alemania por la eliminación nuclear

Lone Pine Resources demanda a Canadá por la moratoria contra el fracking.

8. Porque las corporaciones tendrán la oportunidad de examinar futuras leyes

El TTIP también prevee la creación de un Consejo de Cooperación Reguladora que 'permitiría la intervención de la UE y EEUU de regulaciones en proceso'. En Diciembre de 2013, documentos que el Corporate Europe Observatory dio a conocer, se reveló que los grupos empresariales de la UE y EEUU llevan presionando para una estructura de este tipo desde hace años. Advierten que una estructura de este tipo podría hacer que grupos de presión empresariales podrían influir en leyes que afectarían a nuestros estándares sociales, medioambientales y de consumo, incluso antes de que se discutan a nivel nacional.

9.Porque formaliza negociaciones interminables

No es ningún secreto que los negociadores de ambas partes están encontrando bastantes problemas en la negociación. Muchas de las áreas más difíciles podrían quedarse sin firmar hasta después de que el acuerdo se firme. En esencia, algunos asuntos políticamente sensibles podrían ser tratados más tarde, una vez que el foco de atención del público se haya disipado.

 

10. Porque amenaza el derecho de los estados a tomar decisiones

Ya sea a través de la amenaza a los estados del ISDS o el ICS por legislar, las intervenciones de un Consejo de Cooperación Reguladora, o las continuas revisiones de regulaciones bajo planes para un 'tratado vivo', el TTIP tendrá un inevitable 'efecto de enfriamiento' en la habilidad de los gobiernos para regislar por el bien de la ciudadanía. Los tratados internacionales no deberían solapar los derechos de las naciones a tomar decisiones democráticamente.

11. Porque ya está impactando negativamente en las decisiones de la UE

La UE ya ha visto el efecto de enfriamiento que el TTIP ha tenido en las leyes europeas. Varias propuestas se han interrumpido, archivado o descartado como consecuencia del acuerdo pendiente.

La Directiva sobre la Calidad del Combustible ha desaparecido misteriosamente de la agenda de la Comisión, mientras en la comisión ENVI del parlamento europeo, una resolución contra el tratamiento de carne con ácido láctico, algo que en circunstancias normarles hubiera sido claramente apoyado no lo fue debido a una intensa presión sin precedentes de la Comisión. Propuestas sobre requisitos en el etiquetado de carne proveniente de animales clonados fueron drásticamente hundidas en 2013, a pesar de que las tres instituciones llegaran a un acuerdo en 2011. Recientemente, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria emitió una valoración global positiva de soluciones de ácido peroxiacético para saneamiento carne, algo que en 2004 la regulación de la UE prohibía, pero ahora se puede formar la base para que esa carne sea vendida aquí. Se entiende que estas cuestiones se hubiera llevado de otra forma si las negociaciones del TTIP no hubieran tenido lugar.

En una reciente entrevista en televisión, el europarlamentario D. Roth-Behrendt de la comsión ENVI dijo:

"¿Cómo un alto funcionario de la Comisión General de Comercio puede venir a mí y decirme "por favor, por favor, no rechazad esta ley, si se rechaza los Estados Unidos perderán confianza en nosotros y abandonaran las negociaciones". ¿Qué hay detrás de esta propuesta débil sobre la legislación de clonación que se ha presentado en medio de las negociaciones de comercio?. Que muestra cómo las cosas se llevarán a cabo a partir de ahora".

12. Porque las contribuyentes pagarán la cuenta

Bajo el ICS, las contribuyentes pagarán los costes que las multinacionales exigirán a los países europeos si sienten que sus futuros beneficios se verán afectados por una nueva o existente legislación. El gobierno alemán fue demandado por miles de millones por la compañía sueca Vattenfall mediante un mecanismo ISDS por la decisión de abandonar la energía nuclear. Esto podría convertirse en la norma con el TTIP.

Por otra parte, hay numerosos costes indirectos que no se han tenido en cuenta en los informes de la Comisión, tal y como se ve en este estudio de ÖFSE:.

' Los costes de desempleo, incluidos los de largo plazo, podrían ser sustanciales, especialmente durante los 10 años del período de transición del TTIP. Sobre la base de pérdida de empleo proyectada en uno de los estudios de 0.4 - 1.1 million, nuestro cálculo ( y es conservador) sugiere que implica un coste de 5€ - 14 billones de euros para los subsidios por desempleo, excluyendo los costes de nueva capacitación y adquisición de capacidades. Además, las pérdidas de ingresos públicos de los impuestos y las cotizaciones sociales de desempleo pueden situarse en 4€ - 10 mil millones de euros'.

El estudio también recoge que la eliminación de las 'barreras no arancelarias' podrían implicar costes para los países por la pérdida de ingresos que no han sido calculados en estudios anteriores.

' Lo más importante, la eliminación de 'barreras no arancelarias' resultará una potencial pérdida de bienestar de la sociedad, en la medida que esta eliminación afecta a políticas de interés público ( protección al consumidor, salud pública, protección del medioambiente). El análisis de 'barreras no arancelarias' en los estudios, particularmente en el de Ecorys, ignora completamente estos problemas'

13. Porque lo que la industria pide asusta un poco

Ya sea porque la industria estadounidense pide que se levanten las prohibiciones de la ractopamina en la carne de cerdo, las inyecciones de hormonas en la carne de vacuno o el lavado con cloro a los pollos o porque algunas de las grandes instituciones financieras de la ciudad de Londres deseando desafiar las regulaciones financieras de Estados Unidos, la lista de estándares que las corporaciones desean ver eliminadas bajo el TTIP es aterradora. Las posibilidades de "subir el nivel" de las regulaciones es, por tanto, muy poco probable, y Los Verdes nos tememos que veremos los peores estándares en los que prevalecerá el minimo común denominador.

14. Porque el cambio climático debe tomarse en serio

En Mayo del 2014, el Huffington Post reveló un proyecto de texto de negociación en la que la UE hacia una llamada para la exportación a Estados Unidos de "carbón, petróleo crudo, productos derivados del petróleo, gas natural, en forma licuada o no, y la energía eléctrica" bajo el TTIP. Activistas climáticos se muestran preocupados porque el acuerdo pudiera seguir intensificando el uso de combustibles fósiles a ambos lados del Atlántico, lo que impide el paso a fuentes renovables de energía que tanto se necesitan. Para empeorar las cosas, el TTIP podría prohibir el apoyo estatal a programas de renovables a través de la eliminación de requisitos de compra local, lo que socava aún más la bajada de niveles de carbono. Mientras, según un informe de Heinrich Böll Stiftung:

'...una mayor cooperación [el comercio entre UE-EEUU] no prevé que se reduzcan las emisiones GEI (gases de efecto invernadero). Al contrario, en el escenario más ambicioso prevé que el TTIP incrementaría en 11.8 millones de toneladas las emisiones de CO2: 3.9 millones de toneladas en los EEUU, 3.6 millones de toneladas en la UE y 4.3 millones de toneladas en China debido a la fuga de carbono atribuible a su "técnicas libres de protección medioambiental".'

Al mismo tiempo, el informe más reciente del IPCC sobre cambio climático nos dice que 'necesitamos el uso de todas las herramientas y medidas al alcande para afrontar el reto del cambio climático'. El TTIP harías más daño que bien a la lucha contra el cambio climático'

15. Porque las trabajadoras podrían tener que soportar el peso

Desde que comenzaron las negociaciones, algunos de los mayores sindicatos de Europa y Estados Unidos han expresado su preocupación en contra del acuerdo. Muchos creen que podría ejercer presión para la bajada de salarios, los trabajos de exportación en el extranjero y debilitar los derechos laborales y las normas de seguridad que ya se encuentran bajo presión debido a la recesión económica. La UE tiene, en general, los estándares más altos que los EEUU, que no han ratificado seis de los convenios fundamentales que recoger la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Así, la perspectiva de subir los niveles de estándares para las trabajadoras, de nuevo, es poco probable.

16. Porque los servicios públicos están en peligro

La liberalización de los servicios públicos a ambos lados del Atlántico es una preocupación para muchas, quienes nos oponemos creemos que el TTIP podría encerrar a los países en la privatización más profunda de los servicios públicos. Ha habido peticiones para excluir la educación del acuerdo, ya que se cree que las compañías norteamericanas buscan solo el 'beneficio económico', dejando el sector de la educación más " expuesta a las presiones de la comercialización y privatización". En el sector de la salud, se han planteado las mismas preocupaciones, particularmente en Reino Unido, en relación a que las grandes multinacionales de Estados Unidos podrían establecer cuotas de poder "irreversibles" en virtud de las normas de competencia previstas:

"... las reglas "socavan completamente" las habilidad del NHS (Sistema Nacional de Salud británico) para "planificar y optimizar" servicios localmente, más si se añade un tratado que facilite a los gigantes de Estados Unidos el obtener contratos que podrían "descoser el NHS". "

17. Porque apoyar la economía local es lo apropiado

La UE quiere prohibir a EEUU que los estados continúen con programas de fomento de la economía local a nivel estatal, incluyendo la transición a las renovables o las granjas orgánicas locales para programas de nutrición en los colegios. La Comisión argumenta que esas leyes son discriminatorias y actúan como "barreras al comercio". Pero nosotras creemos que el fomento de los negocios locales es esencial para la creación de economías locales fuertes y robustas. Según Sharon Treat, diputada de Maine (EEUU):

' En nuestro estado de Maine, que es un lugar de bajos ingresos y limitadas oportunidades (especialmente ahora que nuestras fábricas textiles y de zapatos han naufragado por el NAFTA y otros tratados comerciales), ha surgido un punto brillante a través de iniciativas locales de alimentación. Nuestra uso del suelo y las politicas de adquisición están animando a nuestros jóvenes a dedicarse a la agricultura, y al desarrollo de nuevos mercados para los campesinos para vender su producto a colegios, hospitales y otras instituciones.'

18. Porque el 'principio de precaución' es uno de los grandes logros de Europa

Los negociadores de EEUU en nombre de la industria están haciendo lo posible para socavar el principio de precaución, un pilar de la política de la UE, que calificaron de "poco científico". Tales esfuerzos de negocio están bien establecidos, tal como la revista Colin Macilwain of Nature explica:

' El termino 'sonido científico' puede sonar inocuo - incluso reconfortante. No se deje engañar. En los círculos políticos, se usa bastante para determinar regulaciones gubernamentales, por las buenas o por las malas'

El principio de precación se basa en la idea de que si hay un riesgo o peligro para los humanos, animales o el medioambiente no se puede procesar o comercializar ese producto. Necesitas ser capaz de demostrar que ese producto es absolutamente inofensivo antes de que puedas establecer algo en el mercado. En EEUU, es todo lo contrario - necesitas ser capaz de demostrar que algo es perjudicial antes de sacarlo del mercado. Esta diferencia es fundamental, y explica por qué en EEUU el asbesto aún no ha sido prohibido. En la UE se intenta estar protegidos antes de que ocurra algo. En los EEUU, ellos esperan a demandar cuando algo sucede.

Si EEUU argumenta con éxito que el principio de precación es "no científico,... gravoso, discriminatorio,... injustificado y que crea unas barreras a las exportaciones de EEUU", a continuación lo que veremos será el desmantelamiento de nuestros estándares duramente logrados delante de nuestros ojos.

19. Porque la idea de que es un acuerdo en el que ganan todos es errónea

Los defensores del acuerdo hablan sobre un escenario "ganar-ganar" para ambas partes, pero no mencionan los impactos de alejarse de acuerdos comerciales multilaterales. Incluso informes conservadores hablan de que el TTIP ocasionaría un impacto negativo en muchas naciones en desarrollo que pretendemos ayudar. Países del norte de África, por ejemplo, que tienen economías frágiles dependen de las exportaciones a Europa, pueden ver una caída en el ingreso real per cápita de cualquier cosa entre el 2.8 y 4% según la Fundación Bertelsmann.

Bajo un escenario ambicioso del acuerdo, la mayoría de las naciones de fuera de la UE y EEUU se verían negativamente afectadas por la reorientación del comercio, con naciones fronterizas como México con una caída de hasta el 7.2%. El comercio interno de algunos países en la UE podría reducirse hasta un 40%, los cuales podrían tener graves consecuencias para la integración economíca de la UE, en la que se basa el proyecto europeo.

20. Porque los derechos digitales no deben ser debilitados

La privacidad de los datos no están encima de la mesa, pero el flujo de datos está cubierto por el capítulo de comercio electrónico. Los estándares de protección de datos en los EEUU y la UE son totalmente diferentes y desequilibrados, con Europa viéndolo como un derecho básico, y EEUU como una barrera al comercio. El reciente escándalo de la NSA y la vigilancia del gobierno de la UE han puesto en evidencia la necesidad global de elevar los estándares de protección de datos. El flujo de datos necesita quedarse fuera del TTIP al menos hasta que EEUU y la UE puedan ofrecer medidas de protección integral de datos. El Instituto Europeo de Derechos Digitales (EDRi, por sus siglas en inglés) dijo:

'La inclusión de flujos de datos libres en el TTIP es una cuestión que se decidirá en los tribunales de arbitraje del TTIP. La UE perderá el impulso necesario para proteger la privacidad. Además, el sistema de controversias inversor-estado puede debilitar aún más la privacidad.'

21. Porque los grupos de consumidores están preocupados

Los esfuerzos de las grandes empresas para eliminar las barreras no arancelarias al comercio  también impactaría negativamente a los consumidores. Las barreras no arancelarias pueden afectar cualquier cosa relativa a un etiquetado de alimentos, desde la indicación de dónde y cómo ese alimento ha sido fabricado o medidas de privacidad online, a la regulación de prohibición de elementos químicos en los cosméticos, juguetes y otros productos. La erosión de estas protecciones no benefician a los consumidores, independientemente de si su coste de reduce o no.

22. Porque nuestros estándares de alimentación están en riesgo

Una de las controversias más fuertes en el TTIP ha sido el impacto en nuestros alimentos. La UE es firme en que no permitirá la carne de vacuno con hormona inyectada, pollo lavado con baños de cloro, y cerdo tratado con ractopamina provenientes de Estados Unidos entren en el mercado de la UE. El uso generalizado de antibióticos en las granjas de EEUU también es muy preocupante. Tales procesos nocivos podrían impactar negativamente la industria de alimentos, como producir alimentos más baratos y de una calidad inferior. De cualquier forma, los negociadores de EEUU, a petición de las empresas estadounidenses, siguen presionando para que esos productos sean incluidos en el TTIP. El acuerdo también podría hacer que sea más difícil para los estados miembros de la UE tomar sus propias decisiones sobre la aceptación de transgénicos, por ejemplo. Muchas organizaciones de EEUU no quieren exportar su sistema alimentario roto a la UE, y están haciendo lo que pueden para revertir la tendencia agroindustrial de producción masiva de alimentación con bajos estándares.

Lee las 10 razones por las que el TTIP es malo para una buena agricultura y alimentación (Instituto de Agricultura y Comercio de EEUU) (inglés)

Lee "Importaciones del Comercio" del TTIP y sus impactos en la agricultura y la alimentación (Centro para la Seguridad Alimentaria) (inglés)

23. Porque las concesiones son más importantes que las obtenciones

La Comisión se prepara para dar y tomar concesiones, queriendo decir que estamos dispuestos a perder algunas batallas con tal de ganar en otros capítulos. Así que aunque protejamos nuestros estándares de alimentación, nada está fuera de la mesa de negociaciones. La UE espera ganar más en la contratación , lo que podría significar sacrificios en la agricultura, según Hiddo Houben, funcionario de la UE de la sección de comercio y agricultura de la delegación en Washington, quien dijo en Abril de 2014:

"Vamos a conceder más, al menos en términos políticos, en la agricultura que tenemos... y en lo que respecta a la contratación esperamos obtener más de lo que damos, porque nuestro mercado es más abierto a día de hoy. Al menos, eso es lo que podríamos argumentar"

Los Verdes estamos legitimamente preocupados porque podríamos ver que normas fundamentales de la UE podrían ser concedidas para llegar a un acuerdo transatlántico.

24. Porque podría congelar el progreso en nuevas normas de seguridad de productos químicos nocivos

Declaraciones del Centro de Derecho Ambiental Internacional y ClientEarth sugirieron que la industria química en ambos lados del Atlántico se han unido para 'explotar las diferencias de regulación entre ambas partes para ralentizar la evolución normativa a todos los niveles, evitar la regulación de disruptores endocrinos y obstaculizar los esfuerzos para promover la sustitución de todas las sustancias nocivas por alternativas más seguras.' Creen que estas propuestas podrían ' congelar el progreso de regulación de químicos tóxicos, que creara una derivación del comercio hacia una democratización de este que protegiera la salud humana y del medioambiente, frenando la innovación hacia productos químicos más seguros e impiden la acción global contra los químicos tóxicos.'

Lee 'Asociación Tóxica', una crítica de la propuesta de ACC-CEFIC para la cooperación transtlántica sobre los productos químicos (CIEL & ClientEarth) (inglés)

Lee ONGs temen que el TTIP afecte a la regulación de productos químicos en la UE (Euroactiv) (inglés)

25. Porque el acceso a medicamentos asequibles es un derecho humano

A los activistas les preocupa que la lista de deseos de la industria farmacéutica para el TTIP debilite la política de sanidad pública e impacte negativamente en el acceso de la ciudadanía a medicinas que sean asequibles. Las compañías farmacéuticas quieren alargar los períodos de monopolio a través de las patentes y otras medidas de propiedad intelectual, mientras quetambién hay indicios de que se proponen debilitar las regulaciones de los estados miembros sobre la protección de la sanidad pública. Estos movimientos no son de interés público y podrían incrementar el precio de medicinas.

En una conferencia, la doctora Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) citó al TTIP y TPP diciendo: " si esto acuerdos de comercio abierto cerraran el acceso a medicamentos asequibles, nos tenemos que preguntar: ¿es esto un progreso real?."

26. Porque los bufetes de abogados corporativos están haciendo caja

El número de demandas de inversores contra estados se ha disparado en los últimos años, con unas pocas docenas a principio de los 90, a cerca de 600 casos solo en 2013. Según Corporate Europe Observatory (CEO), esto ha sido una buena noticia para algunas de los mayores bufetes de abogados corporativos del mundo:

'... como el número de controversias inversor-estado ha crecido, el arbitraje de inversión de ha convertido en una máquina de hacer dinero. Hoy en día, hay un número de despachos de árbitros y abogados de los cuales su modelo de negocio depende de las compañías que demandan estados. Por lo tanto, están animando constantemente a sus clientes a demandar - por ejemplo, cuando un país adopta medidas para luchar contra la crisis económica.'

No creemos que los despachos de abogados deban sacar beneficio de los intentos corporativos para detener el derecho de los estados a legislar.

27. Porque no necesitamos más desregulación en el sector financiero

La UE está presionando para la inclusión de una cooperación reguladora para los servicios financieros en el TTIP, un movimiento del que EEUU se resiste fuertemente. Los negociadores de EEUU creen que la inclusión de una regulación de servicios financieros puede correr el riesgo de diluir las nuevas normas establecidas por la Ley Dood Frank de 2010 destinada a mejorar la inversión y la estabilidad del sistema financiero de EEUU. Los Verdes apoyamos plenamente la Ley Dodd Frank , y estamos en contra de debilitar esa regulación financiera. Con una Europa superando una crisis económica, nos oponemos firmemente a una cooperación reguladora de los servicios financieros en el TTIP que podría desembocar en un debilitamiento de la regulación en ambas partes del Atlántico. Estos no va acorde con los intereses de la ciudadanía ni en Europa ni en EEUU. En un momento en el que tenemos que hacer todo lo que esté en nuestro poder para estabilizar nuestro sistema financiero, la última cosa que necesitamos es exponer tanto a un lado del Atlántico como a otro a mayor riesgo.

28.Porque nuestros líderes están haciendo caso omiso a las preocupaciones de la ciudadanía

A pesar de que la oposición al TTIP continúa creciendo, nuestros líderes políticos siguen comprometidos con la búsqueda de un acuerdo global. Cientas de cartas abiertas de la sociedad civil continúan sin abrirse. Las peticiones de mayor transparencia no se han visto correspondidas suficientemente. Los Verdes seguiremos trabajando, como hasta ahora, para que estas cuestiones en el TTIP no sean ignoradas.

29. Porque la resistencia está creciendo y necesita nuestro apoyo

Durante estos años, hemos colaborado con las campañas de Italia, Bélgica y Alemania, así como a las campañas de Francia y Reino Unido y España. Con tantos problemas en riesgo en el TTIP, Los Verdes hemos convertido en una prioridad. Pero, aunque hemos avanzado considerablemente, aún hay mucho que hacer para crear conciencia entre los ciudadanos y ciudadanas de Europa y EEUU.

 

30. Porque si no confías en nuestra palabra, quizás haya organizaciones que te convenzan

Cientas de organizaciones de la sociedad civil, ONGs, sindicatos, asociaciones de consumidores y organismos de control también están expresando su preocupación sobre el TTIP a ambos lados del Atlántico. Como hemos mostrado, el TTIP plantea preocupaciones legítimas y sustanciales en una variedad de cuestiones que podrían tener un impacto en tu vida diaria. Estas son solo algunas de las organizaciones que trabajan activamente en el TTIP.

 

*Traducción: Alejandro Aguilar

por favor, ¡comparte!

más
Contenido relacionado
Comentarios

Comenta

^