Blog

Regreso a general

02 mayo 2016

#TTIPleaks: "todas nuestras sospechas eran ciertas"

Greenpeace publica hoy los documentos sobre las negociaciones en curso sobre el TTIP (tratado transatlántico de comercio e inversiones entre EEUU y la UE). Revela que las presiones de EEUU sobre la Unión Europea son aún peores de lo que se imaginaba.

Alejandro Aguilar, Editor

Greenpeace publica hoy los documentos sobre las negociaciones en curso sobre el TTIP (tratado transatlántico de comercio e inversiones entre EEUU y la UE). Revela que las presiones de EEUU sobre la Unión Europea son aún peores de lo que se imaginaba. Según estos documentos, los EE.UU. quieren que la UE renuncie al principio de precaución, facilitando la exportación a Europa de transgénicos y de carne tratada con hormonas de crecimiento. Además, ni siquiera menciona el acuerdo de París de lucha contra el cambio climático. Estos documentos reflejan también el poder de las grandes corporaciones en las negociaciones, siendo ellas las que se beneficiarían de un acuerdo de este tipo, en ningún caso la ciudadanía.

Según Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo:

"Estas filtraciones revelan que todas nuestras sospechas eran ciertas. El TTIP es un peligro real para la salud, los consumidores y el clima. De los grandes discursos de Obama en París para luchar contra el cambio climático, no queda ni rastro. En contra de los acuerdos internacionales, el TTIP va a suponer un aumento drástico de las emisiones de C02. Para nuestros gobernantes, el comercio vale más que el clima y el futuro de nuestros hijos.

Sin embargo, la Comisión Europea sigue empeñada en hacernos creer que el acuerdo no tocará las normas y legislación europea. Nada de esto parece ser el caso. Por el contrario, todas las dudas se confirman. El TTIP es más que nunca el cortijo privado de las multinacionales estadounidenses y europeas.

Ante la falta de voluntad de la Comisión Europea de aportar transparencia sobre las negociaciones, tenemos que dar las gracias a Greenpeace por la filtración de estos documentos. A la Comisión solo le queda una salida: transparencia total. Ahora mismo este proceso de negociación carece totalmente de legitimidad democrática. La ciudadanía queremos saber qué se negocia en nuestro nombre."

Recomendamos los artículos siguientes de Florent Marcellesi que ya alertaba en los últimos meses de los impactos del TTIP sobre el cambio climático, nuestra salud, el bienestar animal o el poder de las grandes corporaciones.

por favor, ¡comparte!

más
Contenido relacionado
Comentarios

Comenta

^