NO ES LIBRE COMERCIO, ES COMERCIO SIN DEMOCRACIA

El comercio y la inversión entre la UE y Estados Unidos ya existe, funciona, los aranceles son muy bajos o inexistentes. El TTIP no es libre comercio. El TTIP pretende librarse de nuestras leyes para favorecer a las grandes empresas a expensas de los ciudadanos.

leer más

DISEÑADO POR Y PARA LAS CORPORACIONES

Las grandes empresas a ambos lados del Atlántico ansían una serie de medidas de desregulación por las que llevan presionando durante años. El TTIP representa la oportunidad perfecta para que estas empresas logren finalmente sus objetivos.

leer más

ANULA NUESTROS TRIBUNALES PARA DEMANDAR A NUESTROS PAÍSES

Los derechos de los inversores adquieren forma de tribunales privados, inclinando la balanza de poder a su favor en perjuicio de la ciudadanía, dañando nuestros sistemas judiciales, y costando muy caro a los contribuyentes y a nuestras democracias.

leer más

DETECCIÓN DE NUEVAS LEYES - UN CHANTAJE A LA DEMOCRACIA

Una nueva institución transatlántica tendrá el poder de detectar cualquier nueva ley, y lo que resulta más frustrante, podrá incluso debilitar o hacer fracasar cualquier toma de decisión política en la UE y los Estados Unidos.

leer más

FUERA DE TODA VISTA - A PUERTA CERRADA

Mientras las grandes empresas cierran la agenda del TTIP, los ciudadanos de la UE y de los Estados Unidos han quedo fuera. La ciudadanía no tiene acceso a los textos conjuntos de negociación, y los representantes públicos permanecen en silencio.

leer más

RIESGOS OCULTOS - BENEFICIOS EXAGERADOS

El TTIP se ha vendido como un motor de empleo, un acuerdo beneficioso para las PYMEs y para los trabajadores. Sin embargo, ninguna de estas afirmaciones resiste al análisis real. Tampoco se han considerado los riesgos para las personas y el medio ambiente.

leer más